disfraz preso zombi

Anthony se quedó meditando el alcance del extraño mensaje y la vaga amenaza que llevaba implícita. He dado esquinazo a los camaradas y te he dado alcance para tener contigo unas palabras. En Vietnam le habían disparado, pero ni una sola bala había dado cerca de él. Una mujer harapienta e increíblemente menuda se les acercó ofreciendo lotería. Anthony abrió su cuaderno y se dispuesto a redactar las notas que tenía pendientes, pero no llegó a escribir una palabra. Anthony anunció su retirada; José Antonio no quiso saber nada de este saludable propósito y el inglés, incapaz de hacer frente a la energía del Jefe, se volvió a estrujar con los otros en el coche. Misae compra un objeto que ve en la tele para limpiar y ordenar, pero al final no le sirve de nada y lo acaba tirando. En la tele dicen que se aproxima un tifón, pero aunque empieza a llover a cántaros Shinnosuke sigue jugando en casa de Masao.